Ciudad Tlalnepantla de Comonfort México

Buscador México 24
Inicio México24

Mundo Mexicano

México en General
Estados Mexicanos
Ciudades de Mexico
Clima de México
Cultura
Economia
Fauna y Vegetation
Fechas de Fiestas
Gorbierno y Politica
Historia
Mapas de Mexico
Personajes Importantes
Salud y Medicina
Universidades

Turismo México
Como llegar
Atracciones Turísticos
Naturaleza Mexicana
Galeria de Fotos
Videos de México
Agencias de Viaje
Embajadas Extranjeros

Servicios
Paginas Amarillas
Foro de Mexico
Prensa Mexico
Blogger en Mexico
Directorio Paginas Web
Periodicos y Diarios

Hospedaje en México
Hoteles en México
Posadas en México
Cabañas en Melxico
Apartamentos turisticos

Gastronomia
Restaurantes
Cafés y Bares

Transporte en México
Aerolineas en Mexico
Aeropuertos de Mexico
Lineas de Autobuses
Taxis en Mexico
Alquiler de coches

Entretenimento
Shopping
Deportes
Eventos
Radio y TV
Cine de Mexico
Musica - Conciertos
Vida Nocturna

Extras
Enlaces
Contactos

Nos visitan desde:

Ciudad Tlalnepantla de Comonfort México

En el municipio se cuenta con áreas de gran interés para el turista.
En el inventario de zonas y edificios de importancia histórica, destaca desde luego la iglesia catedral de Corpus Christi.

El acueducto y la caja del agua, obras de la época colonial. Los cascos de las haciendas de Santa Mónica y de Enmedio, en excelente estado de conservación. Tienen también un gran interés para el visitante las localidades de San Jerónimo Tepetlacalco, Xocoyahualco, San Pablo Xalpa, San Bartolo Tenayuca, San Andrés Atenco, San Pablo Barrientos y San Juan Ixhuatepec.

La zona arqueológica de Tenayuca y Santa Cecilia Acatitlán, dentro del municipio de Tlalnepantla es uno de los lugares de mayor interés para el visitante.
No olvidar que la pirámide de Tenayuca .
Asimismo es parte del patrimonio histórico, artístico y Cultural de Tlalnepantla, el lugar donde estuvo la primera escuela de Tlalnepantla; así como la casa en que se hospedara el Presidente don Benito Juárez el 12 de julio de 1867.


• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control"


Palacio Municipal

El Municipio de Tlalnepantla de Baz, tiene el orgullo de contar con uno de los Palacios Municipales de más bella arquitectura del Estado de México.

La Primera parte de su construcción se realizó en la década de los cincuenta y la segunda en la de los noventa.

En sus muros se encuentran plasmadas las distintas épocas históricas que ha vivido nuestra nación, además del pasado y presente de Tlalnepantla.

• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control"


Zona Arqueológica de Tenayuca.

• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control" Se construyó en el año 1220 aproximadamente.

Se trata de una pirámide cuadrangular en su estructura general, formada por una serie de troncos de pirámide superpuestas, de los cuales sólo se conservan dos, con dos escaleras superpuestas por el lado poniente, los lados norte, oriente y sur, en la parte inferior, la construcción muestra una banqueta con cuerpos de serpientes todas de distinto tamaño y formas, sobre los paramentos de piedras labradas que aún quedan, existían también cabezas de serpiente empotradas, a manera de clavos decorativo.

La parte superior está desprovista de piedra labrada y sólo por el lado sur puede verse el resto de una construcción primitiva, a la cual le falta revestimiento.

La pirámide se levanta sobre una plataforma de un metro de altura y en sus partes laterales y posteriores, tiene un ancho de 2.50 metros; y por el frente se extiende ocho metros delante de la escalinata y tiene acceso por una escalera que se encuentra situada precisamente frente a la de la pirámide.

La fachada principal de la pirámide en la que se encuentra la escalera, ve hacia el Poniente y aún cuando ni es posible orientarla con exactitud porque no existen líneas perfectamente rectas, en que basarse, se encontró que la desviación con relación al meridiano astronómico es de 17° noroeste aproximadamente.

La plataforma de la pirámide mide 68 metros en los lados Oriente y Poniente, es decir, en el frente y en la fachada posterior y 76 metros en los lados Norte y Sur.

Su base mide 63.50 metros en los lados Oriente y Poniente y 64 metros en los lados Norte y Sur, incluyendo la saliente de la escalera.

La altura total de la pirámide en esta época, contada desde el piso hasta las almenas que decoraban el techo de los templos, debió ser de 28 metros aproximadamente.

Es esta pirámide se encuentran elementos muy peculiares y de gran importancia. Estos se encuentran en su construcción y son conocidos como estilo Azteca, estos se encuentran manifestados en la plataforma en forma de serpientes hechas de piedra y mezcla de cal, con sus cabezas proyectadas fuera de la misma plataforma, formando un muro llamado Coatepantli o Coatenamitl, que significa “Muralla de Serpientes”.

En el lado poniente se encuentra la escalinata, limitada por dos anchas alfardas, una doble que divide en dos, en el centro la escalinata, lo que constituye junto con el doble templo de la parte superior, el segundo elemento clásico de la arquitectura mexica.

El tercer elemento azteca son las superposiciones de las pirámides, van cubriendo a la otra con ciclos comprobados de 52 años cada ciclo, ya que la estructura anterior se cubría con piedras y tierra, sirviendo esto como base para la nueva construcción, siendo mas grande que la anterior.

Catedral de Corpus Christi.

• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control" La construcción del convento esta situada entre los años de 1554 y 1582, mientras que la de la iglesia fue entre 1586 y 1587, recibiendo el convento el nombre de Corpus Christi, colaborando para su construcción tanto del convento como de la iglesia, ambos pueblos, los mexicas con cantera rosa y los otomíes con cantera gris aparte de proporcionar la mano de obra,

La fundación del convento propicio la creación del pueblo de Tlalnepantla. Según una inscripción nahoa que existe sobre la parte norte de la iglesia, esta fue fundada en el año de 1554 siendo concluida en 1587.

La iglesia es totalmente austera, cuenta con una sola nave y cuatro puertas de entrada, la principal esta ubicada hacia el poniente, al norte la que comunicaba al jardín, una que conecta a la sacristía ubicada en la parte sur de la iglesia. En la puerta que conecta a la sacristía con la iglesia existe una inscripción realzada que indica “Años de 1582” fecha en que probablemente se terminó la sacristía.


En los muros exteriores del templo, se encuentran grabadas las palabras “Otomíes” y “Mexicanos”, indicando que la iglesia fue construida por ambos pueblos.

Otra de las partes que componen este monumento histórico, es su fachada plateresca, muy sencilla con su puerta formada por un arco de medio punto, cuya fachada presentada a tres niveles trata de simular un triple arco, adornado con casetones, que continúan a ambos lados del arco suben sendas columnillas clásicas que sostienen una cornisa, sobre la cual se observa a la izquierda un rectángulo con la imagen de San Bartola mostrando el cuchillo con que fue martirizado, en la parte central de la cornisa, un pequeño nicho con una imagen sumamente maltratada, a la derecha dentro de un medallón circular la imagen de un obispo y debajo de la palabra Teocaltviaca nombre indígena náhuatl de la población de San Andrés, otro grupo que ayudó a la construcción.

Un poco mas arriba y separadas del cuerpo anteriormente mencionado, dos pilastras estriadas muy pequeñas, sosteniendo un frontón triangular y en la parte central luce un cáliz y la hostia.

La puerta principal es más sencilla presentando solo dos columnas clásicas flanqueando la puerta y sosteniendo un sencillo frontón, un poco más arriba, la ventana del coro sin ninguna decoración y por último rozando las almenas, se aprecian tres pequeños nichos conteniendo el del centro una custodia labrada en piedra y en los otros dos hay sendos santos ejecutados en el mismo material.

En el prebisterio, muy pequeño en cuanto a su profundidad, se encuentra un retablo, formado por tres unidades, como si se tratara de un gigantesco icono, todo el tallado es de madera y se encuentra estofado en oro adornado con pinturas de la época representando diversas escenas como: La Natividad, La Adoración de los Reyes, La presentación en el Templo, Las Bodas de la Virgen, La Anunciación y otras.

En la parte central se encuentra la escultura de un Cristo de caña, autentica joya del siglo XVI.

Con relación al Convento, éste cuenta con una Capilla Abierta, que en la época colonial jugara un papel importante dentro del proceso de evangelización que se llevaba en la zona. Tiene seis arcos más uno que correspondía al Bautisterio, los cuales son de medio punto con arquivolta de molduración gótica los que descansan sobre columnas románticas de capitel idéntico a la base.

En la parte superior de los arcos de la capilla se encuentra un muro desnudo con pequeñas ventanas de lo que fueron las habitaciones de los franciscanos, el patio del convento es de gran pureza en su estilo romántico del siglo XVI.

En el costado oriente del patio hacia el rincón noreste se encuentra un amplio vestíbulo o corredor que comunica con el prebisterio de la iglesia, en él, se encuentra una pila bautismal monolítica y otra en forma de cáliz en donde se localiza el topónimo de Tenayuca el cual data del siglo XVI.

El 31 de marzo de 1964, por decreto del Papa Paulo VI, la Diócesis de Tlalnepantla pasaría de ser antigua parroquia a Santa Catedral.

Ex- Hacienda de Santa Mónica

• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control" El hermoso casco de la ex Hacienda de Santa Mónica, situado a 3 kilómetros hacia el poniente de Tlalnepantla, en lo que antaño fuera el pueblo de Teocalhueyacan.

Cabe hacer mención que no es una construcción del siglo de la Conquista, ni fue, como dice una leyenda un obsequio de Hernán Cortés a Marina, la "Malinche", se tenía la creencia, porque estas tierras sí pertenecieron en épocas posteriores a otra doña Marina, cuyo apellido era De la Caballería, viuda del que fuera conquistador y tesorero, don Alonso de Estrada, además de ser la primera encomendera que hubo en Tlalnepantla.

Doña Marina heredó de su esposo una estancia para ganado en Teocalco y Teocalhueyacan, Huixabalmos y dos sitios para hacer molino en Calacoaya en términos de Tacuba, lo cual le fue confirmado por don Antonio de Mendoza el 14 de enero de 1545 y por don Luis de Velasco el 13 de mayo de 1552, según consta en las mercedes, existentes en los títulos de esa finca.

Existe constancia de que el Virrey Don Antonio de Mendoza le hizo merced de caballería y media de tierra, que equivalía a 4, 279 áreas y un área a 100 metros cuadrados. Todo esto junto a la estancia que ya poseía doña Marina en el punto llamado Teocalhueyacan.

Tiempo mas adelante, ocho años para ser exactos, los herederos de don Alonso de Estrada y de doña Marina vendieron los bienes que les dejaron sus padres: una estancia de ganado menor, en términos del pueblo de Teocalhueyacan con casa, caballería y media de tierra con ganado menor y otros muebles, y un molino junto a esta estancia con dos sitios para molinos.

El nuevo dueño de esta propiedad se llamaba don Juan de Acuña, y la adquirió en remate, posteriormente la traspasó a don Alonso Dávalos, y así de unas manos a otras fue adquirida por don Pedro de la Fuente y su esposa doña Isabel Pedraza, quienes después de hacer que la propiedad progresara, finalmente fue vendida al Convento de San Agustín en 1573.

Durante la época de los Agustinos éstos adquirieron numerosas parcelas colindantes, tanto de particulares como de comunidades indígenas, llegando a formar una extensa propiedad fundando así la Hacienda, a la que nombrarían Santa Mónica en honor a la madre de su santo fundador San Agustín, posteriormente fue nombrada Santa Mónica la Vieja. Debido a las concesiones de agua que lograron los frailes para el riego de sus tierras y para mover sus molinos, la hacienda en poco tiempo llegó a adquirir una gran importancia.

Por mas de un siglo los Agustinos explotaron las tierras de la Hacienda hasta que en 1686 pasó a manos de don Blas Mejía en jurisdicción de Tacuba, términos de Tlalnepantla.

Tiempo después, la Hacienda tuvo diferentes dueños hasta que en 1764 fue adquirida por don José González Calderón, quien construyó en el propio sitio de la antigua casa, el hermoso casco, que podemos apreciar hoy en día, su fecha de construcción data de 1770.

Esta casa se ha conservado hasta nuestros días, de fachada sobria y majestuosa, es el elemento que más destaca en la construcción; sobre todo su frontispicio, dotado de gran portada seguido de un hermoso balcón virreinal sobre el cual se yergue un magnifico remate en cuyo centro fue esculpido en mármol blanco el escudo de armas de González Calderón. A todo lo largo del pretil del extenso edificio, corre una cuneta de tipo mudéjar, y sobre este diez almenas debidamente distribuidas, en cada una de las cuales fue labrado un cuartel del escudo de armas de su propietario.

Detrás de la casa se hallaba una huerta de árboles frutales, destacando el enorme patio con corredores, columnas y una escalera de piedra de dos tramos que conducen al piso superior, así como un molino, establos, tienda de raya y 36 mil metros cuadrados de jardín.

Su último propietario fue don Antonio Haghenbeck quién consolidó muros, techos, cambió los pisos, así como la llenó de obras de arte arregló los jardines plantando árboles, colocó también esculturas y fuentes en lugares estratégicos.

El 8 de mayo de 1985 don Antonio donó la propiedad a la fundación que lleva su nombre para que a su muerte se destinará con todo su contenido a un museo.

Rancho San José Ixhuatepec.

• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control" Este Rancho fue otorgado en propiedad particular por Cédula Real del Rey Carlos III de España (1717-1765). Fue vendido a varios particulares, hasta que en el segundo tercio del siglo XIX, fue adquirido por Don Ignacio Necios, quien era a la vez propietario de la Hacienda de Santa Cruz, anexándose a su propiedad San José.

Al morir Don Ignacio Necios en 1912, la propiedad sería heredada por su esposa Doña Trinidad Mena de Necios, quien muere en 1918, heredándola a sus sobrinos Doña Loreto, Isaura y Hermilo Mena de la Higuera, quienes repartieron la Hacienda de Santa Cruz en tres fracciones, siendo una de ellas el Rancho San José que se le adjudicó a Hermilo Mena de la Higuera.

En 1920 principiaron las obras de despalme y limpieza del terreno en donde se inicia la construcción del Casco del Rancho y de la perforación del pozo de agua de San José Ixhuatepec.

La construcción del casco tardo ocho años (1920-1928) y se construyó en una superficie de 12,000 metros cuadrados. Por otra parte, el pozo tenía un brocal de 12 metros de profundidad y 05 metros por lado. Todo recluido en piedra y arquería de tabique.

En 1927 se sembraba cebada, maíz y alfalfa que se irrigaba con agua del pozo, había un establo con ganado vacuno de ordeña, se vendía leche y se explotaban los magueyes, la semilla era traída desde Apan por Don Ignacio Enciso.

Posteriormente la propiedad paso a manos de los señores Isabel y Fernando Mena Rul, quienes continuaron con las actividades agrícolas del Rancho. El 15 de mayo de 1990 falleció la señora Isabel Mena, heredando la propiedad a sus hijas Isabel y Lourdes Romero Mena, en copropiedad con el Sr. Fernando Mena Rul, quienes son los actuales propietarios.

Se encuentra ubicada en Avenida Rancho San José número 13, Pueblo de San Juan Ixhuatepec.

Ex Hacienda de San Pablo de Enmedio.

• Haga click sobre la imagen y manteniéndolo presionado arrastre el cursor hacia la derecha o hacia la izquierda
• Para acercarse presiona la tecla "Shift"
• Para alejarse presione la tecla "Control" Originalmente se llamó Hacienda de San Pablo del Medio, pero con el paso del tiempo se fue modificando este nombre, hasta quedar con el que actualmente se le denomina, que es la Exhacienda de San Pablo de Enmedio. Inició su construcción en 1849 y fue concluida en 1856, siendo su primer propietario Don Raymundo de la Mora y posteriormente fueron introducidas unas mejoras por su hijo Don Rafael de la Mora y Trueba y su esposa Doña María Velez de la Mora.

El señorío y magnificencia del casco de esta Exhacienda se encuentra en excelente estado de conservación, habla claro de la importancia que en otras épocas tuvo, así como de la distinción de sus fundadores.

El tipo de construcción es el predominante de la época: Muros de 80 y 60 centímetros de espesor, hechos con materiales de la zona ( tepetate y piedra de cantera), algo de tabique recocido con dimensiones de 14 x 22 x 30 centímetros, aproximadamente. Cuenta con 2 niveles con techos de 6 metros de claro realizados con vigas, aterrazados y entortados de ladrillo y sus pisos son de piedra de cantera.

Originalmente se utilizaba con fines agrícolas y ganaderos y sus productos eran principalmente leche, alfalfa, cebada y hortalizas. Posteriormente explota los recursos lácteos perteneciendo junto con las Haciendas del Rosario, La Patera, San José de la Escalera y Ahuehuetes a la cuenca lechera del norte del Distrito Federal.

Las dimensiones con que contaba en 1856 era de 450 a 500 hectáreas, en 1920 con 110 has., en 1950 se fracciona y surge la colonia Prado Vallejo quedando con 16 has., en 1970 deja de funcionar como establo al ser emitido un acuerdo del entonces Presidente de la República que indicaba que todos los establos tenían que salir del área conurbada. En 1975 se fracciona nuevamente y se venden al FOVISSTE 13.5 Has., quedando como actualmente se encuentra con 2.5 Has.,

Actualmente la Exhacienda cuenta con un 80% de su construcción original, conservando aún los utensilios agrícolas utilizados en aquellos tiempos.

Muy bella casa, tanto en su exterior como en su interior, no muestra en su arquitectura el estilo colonial que muchos otros hacendados le impartieron a sus casas de campo; sino, mas bien ésta parece predominar el carácter de la época porfiriana.

En sus interiores podemos admirar: salas, alcobas y comedor, todo ello profusamente iluminado por hermosos ventanales; sus pasillos, escalinatas y jardines denotan a cada paso el buen gusto y sentido artístico de quienes la construyeron y habitaron, se encuentra magníficamente amueblada y decorada, lo que la hace uno de los mas bellos ejemplares de lo que fueron estas residencias campestres en los tiempos pasados.

Su anterior propietaria, Doña María de la Mora Vélez, hija de Don Rafael de la Mora, se tomó la empresa de conservarla con mucho cariño, utilizando el casco como casa habitación y los jardines se alquilan para la realización de eventos sociales.

 



Informaciones

Mapas de Carreteras

Enlaces

Shopping Souvenirs

Español - Deutsch - English

All rights reserved. Copyright 2008-2011 © Proyectos 24